fbpx

( por : El Estratega Azul )

Juan Ramón Silva le devuelve la posibilidad matemática al equipo pero la clasificación depende exclusivamente del “amor propio” de los jugadores.

Estamos a 4 puntos del lí­der y a 1 de su escolta con dos partidos de local ante estos dos rivales para acortar las diferencias y pelear por ese único cupo que este grupo otorga.

De seguro en el clásico se define todo, sabremos si nos mantenemos en pelea o si hemos perdido nuevamente toda una temporada con presentaciones mediocres.

Identidad de juego

Con la llegada de Juan Ramón Silva si bien el equipo todaví­a no logra consagrar una identidad de juego, ni un alto nivel competitivo, el equipo ha sacado ciertos resultados y retoma una posibilidad matemática de clasificarse, la cual se habí­a perdido al ceder puntos de local con el Azoguez cuando el “Maño” Ruiz todaví­a estaba al frente del equipo y tampoco jugábamos bien ni tení­amos identidad futbolí­stica.

Silva ha logrado consolidar un esquema táctico en EMELEC y se podrí­a decir una base de jugadores que conforman un 11 que aún tiene muchas deficiencias sobre todo ofensivamente. A EMELEC le ha tocado refugiarse en la figura de Marcelo Elizaga quien con grandes tapadas e incluso teniendo que recurrir a su habilidad de actor para fingir lesiones, le ha dado al equipo ese respiro para sacar los resultados que hoy nos mantienen con vida matemática.

El esquema de Silva se basa en una lí­nea de 4 reforzada con respecto a la primera etapa por Espí­nola, que es el único de los refuerzos para la segunda etapa que esta rindiendo y C. Quiñónez quien ha resurgido de una lesión y le da a la zaga eléctrica esa salida ofensiva por derecha de la cual carecí­amos, incluso ha marcado 2 pases gol. La lí­nea la completan L. Zambrano que ha sido el jugador mas regular y J. Aguirre que no ha sido constante durante su accionar futbolí­stico en esta temporada.

Mediocampo

Para el medio campo Silva ha contado con G. Ruiz Dí­az como el jugador fuerte para la marca, para encontrar su acompañante se ha tenido problemas y se ha probado con Triviño, J. Pinto y J. L. Quiñónez este ultimo pudo aportar efectivamente en el ultimo partido sin embargo solo con continuidad se podrí­a mejorar en este sector del campo, que ha mejorado en cuanto a la marca pero sigue errando en la entrega del balón.

Para la ofensiva EMELEC depende exclusivamente de Armando Paredes, que pese a ser un jugador indisciplinado se ha puesto el equipo al hombro y marcado goles importantes para sumar esos puntos que hoy nos mantienen vivos. Para acompañarlo también se ha tenido problemas recurriendo a S. Estacio como acompañante que es un jugador que no deslumbra pero ha cumplido. M. Arroyo es la alternativa con la que se ha contado ya que Leguizamon el jugador que deberí­a haber reforzado este espacio no ha demostrado absolutamente nada.

Problemas en cancha

Sin duda donde EMELEC ha tenido mas problemas durante todo el año ha sido en la delantera donde D. Vega, Ludueña, Vasallo y Puerari no le han dado esa definición ni volumen ofensivo que el equipo necesitaba. Esto a derivado en que Silva tenga que buscar la alternativa ofensiva en esos jugadores que sabemos tienen corazón azul Jaime Ayovi (autor del gol contra el Azoguez).

Bryan Rodrí­guez (eterno goleador juvenil con mas de 300 anotaciones) y el eterno Juárez que ha entrado como alternativa para darle ese peso ofensivo a los últimos 15 minutos cuando el resultado nos ha sido esquivo. Silva en el ultimo partido hizo lo que se debió hacer hace muchas fechas atrás, buscar y confiar en lo nuestro, en esos jugadores que han estado ahí­ por años buscando se les de una oportunidad.

Próximo partido

En ultimo partido se pudo observar ya un once definido, que personalmente creo que se deberí­a de mantener para el clásico, obviamente teniendo ciertas alternativas ofensivas para el clásico como lo son Juárez, Vasallo, Puerari, Ladines (que vuelve de una lesión) y L. G. Rivera dependiendo de quien demuestre mas en la semana. El técnico tendrá dos semanas de para en las que el equipo que vimos ante el Azogues deberí­a de entrenar con regularidad y esas alternativas ofensivas que todaví­a no han despertado deben de trabajar al máximo para ser considerados al cambio en el clásico.

Sin duda hoy mas que nunca la clasificación depende solo de una cosa : la vergüenza de los jugadores, ese amor a la camiseta que se podrí­a decir coincidencialmente resurge en los clásicos del astillero, como ultimo antecedente tenemos justamente el ultimo clásico en donde un travieso nos dio los tres puntos, demostrando que para ese tipo de partidos no se necesita jugar bien sino sentir la azul. Igualmente hoy para clasificar no se necesita jugar bien sino meter garra.

Puede o no pero EMELEC tiene la posibilidad matemática de convertirse en algo que durante todo el ano no ha convencido y hacer alusión a esa frase de ciertos directivos EMELEC 2008 “HARTA FÉ”.

Escribe tu comentario usando Facebook