( por : Fernando Flores Gallardo )

Noviembre del 2007: La Corporación Capwell – qué grande que les queda ese nombre- consigue la Presidencia del Club Sport EMELEC, prometiendo devolverle la gloria perdida los últimos años y sobretodo armar un equipo poderoso capaz de conseguir la Copa Libertadores de América.

Septiembre del 2008: El EMELEC armado por la Corporación Capwell se queda fuera de la Liguilla del Campeonato Nacional, sufriendo las peores humillaciones de los últimos 3 años.

¿Qué pasó en menos de 1 año? ¿Por qué no pudieron cumplir con lo que prometieron? La explicación es fácil, una cosa es con guitarra y otra con violí­n, era fácil descalificarlo a Ferdinand Hidalgo, prometer el oro y el moro, jugadores de renombre y técnicos exitosos, total estábamos en época de campaña y todo se valí­a. Una vez conseguido su objetivo principal, entonces se dieron cuenta de que la cosa no era tan sencilla y terminaron contratando jugadores de pobre nivel y un técnico que parecí­a profesor de primaria de escuela fiscal.

Declaraciones

Lo que mal empieza mal termina y así­ nos fue, pasó el viejito Maño Ruiz, pasaron 8 jugadores extranjeros de los cuales no sacábamos uno bueno, salieron jugadores nacionales producto de su paupérrimo rendimiento, salieron dirigentes por disputas internas y el Ñato Garcí­a se hizo humo, terminando a cargo de la Comisión de Fútbol y dando la cara por todos los que se multiplicaron por cero Jorge Bonnard, uno de los dirigentes más resistidos por los socios e hinchada.

¿Y ahora qué? Asamblea piden unos, que se larguen a su casa piden otros, yo como socio pero más como hincha – siempre he pensado que el hincha vale más que el socio- digo que no, que Elí­as Wated y compañí­a nos metieron en esto y:  ellos nos tienen que sacar de ahí­, que no se la podemos poner tan fácil como que abandonen a EMELEC y luego nosotros ponernos a buscar quién se hace cargo del Club, eso será­a premiarlos y quitarles la responsabilidad que con engaños obtuvieron, y sí­ señores de la “Corporación Capwell” nos mintieron, hablaron de Da Silva, Edmundo Zura, De Souza, Lamas, Mondaini, Noboa, Carlos Hidalgo y otros más que nunca llegaron o que se fueron para la vereda de enfrente.

El trabajo que tienen por delante es durí­simo, tienen que armar un equipo completamente nuevo porque de los mamarrachos que salieron a jugar con la azul y plomo el domingo en Quito no debe de quedar ninguno, son la generación del fracaso, la que nos ha dado los peores 5 años de nuestra historia, unos payasos que deberí­an pagar por jugar en EMELEC. Tiempo les sobra.

Facebook Comments