fbpx

Pauluc trabaja en la resistencia de los jugadores. “¡Mauricio dale, dale, dale”, le gritaba el preparador fí­sico de Emelec, Gustavo Pauluc, al hijo de Pedro Mauricio Muñoz, centro delantero de EMELEC en 1995, mientras este subí­a la empinada cuesta cuyo camino lleva a la Hosterí­a del Mar en Punta Carnero.

Declaraciones

Pero no solo al juvenil, que se desempeña como volante por izquierda, le costó subir la loma, sino a toda la plantilla eléctrica, que lo hizo con un lastre sobre los hombros, cuyo peso era de 3 kilos. Con estos trabajos Pauluc apunta a que los jugadores mejoren la fuerza y la resistencia.

“Esta mañana hicimos un trabajo sobre un plano inclinado de 150 metros con un lastre. Estamos valiéndonos del hecho de que nos está ayudando el clima, porque por suerte las mañanas no son tan calurosas como esperábamos”, dice que a las 11:00 termina porque después del sol pega más.

Más declaraciones

“A esta hora -once de la mañana- ya estamos terminando. Eso es lo mejor porque pasada esa hora pega más el sol”, indicó el profesional argentino.

Unos como José Aguirre y Carlos Quiñónez se mostraban risueños y hasta simulaban que estaban en una competencia de atletismo, pues usaron como testigo el lastre, que tení­a la forma de un paracaí­das negro. “Tomá te paso la posta”, bromeó el – Flaco”, quien le entregó el peso al – Mellizo”, para que subiera la cuesta, ya que trabajaban en circuito.

Para Pauluc lo ideal hubiera sido contar con tres etapas en la preparación fí­sica antes de que se inicie el Campeonato Nacional, programado para el 1 de febrero.

Equipo preparándose

Ahora el equipo seguirá en la etapa de preparación, después pasará a la fase que tiene que ver con lo futbolí­stico, es decir la parte técnica-táctica y la estratégica. “Por ahí­ escuché que habí­a una propuesta de retrasar el campeonato al 8 de febrero, eso serí­a de mucha ayuda, porque así­ podrí­amos disponer de más tiempo para realizar una preparación fí­sica especí­fica, que la harí­amos en forma paralela a la técnico-táctica”, explicó Pauluc.

El argentino manifestó que los jugadores están divididos en dos grupos. “La gente que tiene una base de 30 dí­as no está haciendo lo mismo que la que recién inicia (los extranjeros), no todos tienen la misma fortaleza, necesitamos graduarlos y después equilibrarlos”, sostuvo el preparador.

No obstante, aseveró que los foráneos tienen un rápido acoplamiento al clima cálido y que en pocos dí­as estarán a la par de sus compañeros. “En el gimnasio hacemos circuitos de 6 a 8 estaciones, donde se hace hincapié en la fuerza rápida y en la explosiva, es decir en todas las condiciones que un futbolista debe reunir para estar en óptimas condiciones antes del torneo”.

Sobre los jugadores que arrastran lesiones, como Polo Wila (quien sufrí­a una molestia en una de sus rodillas) y Jasson Zambrano (operado de una hernia), aseguró que realizan los mismos trabajos que su compañeros, pero que hace pocos dí­as efectuaron ejercicios individuales de fortalecimiento en las partes afectadas.

“Ahora están trabajando normalmente, antes Wila estuvo bajo el mando del kinesiólogo y del médico. Mientras que Zambrano no ha mostrado molestias, aunque sí­ tuvo que hacer un trabajo individual de fortalecimiento abdominal y lumbar diario para ponerse a punto”.

Escribe tu comentario usando Facebook