fbpx

Rojas se premia

En el cuarto del delantero millonario destacan las fotos de sus convocatorias a la selección mayor y de sus partidos con Emelec.
Un día después de su gran actuación contra Deportivo Quito, el delantero de EMELEC intentó comprarse su primer vehículo, mas no encontró elautomático que anhela. En el cuarto del delantero millonario destacan las fotos de sus convocatorias a la selección mayor y de sus partidos con Emelec.

Haciendo fila en el primer piso de la escuela de conducción Ecuaconduzca, FANÁTICO encuentra a Joao Rojas. Vestido con una camiseta crema, un pescador con manchas y unos zapatos deportivos blancos, el artífice del triunfo eléctrico (2-0) sobre el Deportivo Quito -marcó un gol y dio el pase del otro- espera su turno para inscribirse en un curso para aprender a manejar.

“Me faltaban unos papeles y no pude matricularme para este mes, pero no importa será el otro. Ahora vamos con mi madrina -Lorena Veliz- a comprarme mi primer carro”, lanza el ex Técnico Universitario, quien se ha vuelto un pilar en el equipo de Perrone, que comparte el liderato con LDU-Q. Y así comienza el recorrido con el delantero azul, que ya lleva dos goles en el ‘Ballet’.

La primera parada es en la concesionaria Induauto, de la avenida Carlos Julio Arosemena. – Qué le regalaron un carro por hacer un gol ayer (el domingo)”, dice emocionado Marcelo Patiño, quien atiende al jugador.

“No yo me lo voy a comprar con mi plata”, responde el atacante, nacido en la parroquia Manuel de J. Calle de Cañar, para luego subirse a un Suzuki Vitara, cuyo precio oscila entre los 24.000 a 25.000 dólares, pero no es automático y Joao se arrepiente de la compra.

La segunda parada es en la Mazda, de la avenida Juan Tanca Marengo, ahí arriba ilusionado con adquirir un Mazda 3, sin embargo, los automáticos llegarán hasta después de tres meses.

Se vuelve a embarcar en el carro de su madrina, en el que también está la hija de ésta -Daniela Moreira-, a quien Joao considera como su hermana. – El es chistosísimo y más cuando está con mis amigos”, indica la chica.

“Ya pues cuéntate la última”, le pide doña Lorena, empresaria bananera, quien junto con su esposo- Lucio Orellana-, cuida a Rojas desde que se decidió intervenir en el mundo del fútbol.

“Ni saben que el otro día dije mal el nombre de un carro que quería comprarme y Jasson (Zambrano) se me río”, confiesa Rojas.

“Ya pues dinos que dijiste mal”, vuelve a increpar la señora. – Yo no voy a decirles nada mejor lo llamo a Jasson y que él les cuente”, sostiene Joao.

“Qué fue viejo. Cómo fue que pronuncié la marca del auto que antes quería”, pregunta el artillero millonario. A lo que Zambrano responde: – Mishumishi”, tras lo cual las risas se apoderan del automóvil, que en ese momento los transporta; un Montero Sport de la línea Mitsubishi.

La tercera parada es la casa de Zambrano, pues en ella se encuentra Foly, una perrita sharpay que recién adquirió Rojas, mas el ex jugador de Rocafuerte no está.

Por eso la cuarta parada es el hogar de Rojas, ubicado en la ciudadela Camino del Río en Samborondón. – Yo no vivo en una casa aniñada, aniñadísma nomás”, bromea al abrir la puerta de su casa.

Ya en el interior FANÁTICO entró al rincón de los sueños del goleador. Un sinnúmero de gorras reposan sobre un velador. El play station ocupa un lugar privilegiado en la habitación del ex Técnico Universitario y los peluches que le ha obsequiado su novia -no revela el nombre- copan el resto de las repisas.

Cuadros de fotos, entre ellas las de sus convocatorias a la selección mayor -a la que ha sido llamado en seis ocasiones-, de sus partidos con EMELEC y el trofeo que recibió el año pasado por ser considerado el mejor jugador de Ambato, terminan de decorar el cuarto.

“Ya pues juguemos un partido con el Pro Evolution -el último disco de fútbol para play station-“, le dice Rojas a su amigo René García.

Lo hacen y Joao lo vence 1-0 con gol de Eto’o, pues le encanta jugar con el Barça y a su compañero con el Milan.

Luego de vivir una mañana con el delantero millonario se toca el punto del partido del domingo y éste asegura ser consciente de que muchos lo apodan pulmón de gato o cuatro pulmones por cómo corre.

Fue ahí cuando reveló que en el colegio Manuel de J. Calle, donde estudió, practicaba atletismo y a eso se debe su velocidad. – Es que el pase que me lanzó (Mariano) Mina fue para la muerte, después le reclamé, pero igual como él comenzó la jugada, se la devolváy con ese gol ganamos”.

Aunque faltan dos partidos para el Clásico (debe enfrentar al Manta y al Olmedo), Rojas ya sabe cómo festejará si marca.

“Bueno con una leyenda que diga Feliz Cumpleaños a mí, porque justo el 14 de junio cumplo 20 años y con el baile de Carlos Quiñónez, que es una sorpresa”, promete el jugador que recientemente fue convocado para enfrentar al Salvador en un amistoso con la selección mayor.

La quinta parada es su natal Manuel de J. Calle, donde esperaba darle el regalo del Día de la Madre a su progenitora, doña Nancy Rojas, a quien no pudo ver el pasado fin de semana, porque jugó el partido ante Espoli en Latacunga.

La última parada de Joao es el entrenamiento de la tarde en Los Samanes y de ahí sᔡa dormir a la casa!”, exclama aliviado el juvenil.

Escribe tu comentario usando Facebook