fbpx
Califica este post

Se lo dedica a toda la gente que viajo
“No vine a pasar desapercibido acá”

Franco Mendoza, centrodelantero de Emelec, celebró por dos en el Jockay. Marcó su primer gol con los azules y les dio la punta. Ya suman 30 puntos.

Un día después de anotar el gol que le valió la punta del torneo a Emelec, FANÁTICO contactó telefónicamente a Franco Mendoza, el ‘Tigre de Sunchuales’ que volvió a rugir e hizo delirar a los aproximadamente 11.000 espectadores que se dieron cita en el Jockay el sábado y que en su mayoría eran azules.

Se encontraba rumbo a la playa junto con su esposa Paula, sus dos hijos, Ignacio y Marcos, y su madre doña Liliana.

El centrodelantero argentino tuvo que esperar jugar su noveno cotejo con la casaquilla número 27 del ‘Ballet’, para gritar su primer tanto en un partido oficial con los eléctricos -marcó ante el Deportivo Cuenca en un amistoso-.

La última vez que Mendoza convirtió un gol fue en diciembre del año pasado; decretó el tanto de apertura con el que su ex equipo, el Olimpia, derrotó al 12 de Octubre 3-0.

¿Dolió la espera, pues mucha gente lo ponía en la lista de los que se irán a mitad de temporada?
Sí, el delantero vive del gol y a máno se me estaban dando las cosas. No había jugado muchos partidos, pero bueno, el que persevera tiene su recompensa, y yo la pude tener. Lo otro no sé de dónde salió, mi contrato es hasta diciembre y voy a cumplirlo.

¿Qué significó marcar su primer gol y que éste los ubique como líderes?
Me siento muy contento, porque sé que se consiguieron tres puntos de oro. Sabía que tenía que salir a jugar con mucha confianza. Nunca dudé de mis condiciones y gracias a la ayuda de Dios todo se me dio.

¿Cuáles fueron las indicaciones de Perrone antes de que entrara?
Que me mueva con confianza, que vaya a muerte a todas las jugadas y que trate de mantener el balón, porque nos estaban atacando. Así lo hice y se pudo ganar un partido que se nos había vuelto muy duro, porque el rival se plantó bien.

Fue un tanto agónico en el minuto 92…
Fue una jugada en la que empezaron atacando ellos y la recuperó José Luis (Quiñónez) y David Quiroz. Me la dieron y yo se la tiré a Joao (Rojas), entonces me fui a correr porque sentía que la pelota me iba a caer a mí, y así se dio.

¿Intuyó entonces que ese día iba a poder anotar?
Yo sabía que el sábado iba a marcar. Toda la semana había sentido que el arco se me abriría, porque así se lo pedáa Dios. En el partido había errado un gol, pero estaba seguro de que el Señor me lo iba dar. En los últimos entrenamientos me había proveído de esa tranquilidad que necesita un delantero para marcar. Yo había trabajado muy bien y, como los partidos son el fiel reflejo de lo que se hace en la semana, me sentía con mucha confianza.

¿A quién le dedica el gol?
A toda la gente que fue a vernos, a mi familia, a las personas que creyeron en máy a las que no, también. Voy a demostrar que estoy acá por algo, no vine a pasar desapercibido en este equipo.

¿Cómo sintió la celebración en la cancha del Jockay?
Fue muy emocionante, la verdad que fue increíble. Me parece que nunca jugué así de visitante con tanta gente nuestra que fue apoyarnos. La verdad es que fue una noche muy linda.

¿Y en el camerino?
Mis compañeros estaban muy contentos por mí, yo me considero buena gente y les he caído bien. La alegría fue inmensa porque vamos punteros.

¿Cuán importante es el apoyo del técnico, pues usted venía de una larga lesión y él ha dado la oportunidad de entrar al cambio en los últimos dos partidos?
Sí, eso (el apoyo de Perrone) es importantísimo. La verdad es que él trata de que uno acá no se sienta ni titular, ni suplente. Somos un grupo de hombres que trabajamos por lo mismo, venimos a jugar y nuestros objetivos son salir campeones y disputar las copas internacionales.

¿Cuán cerca se ve de lograr un cupo para la Sudamericana?
Creo que poco a poco lo estamos logrando, tenemos que seguir con la misma convicción y continuar trabajando, para lograr clasificar.

¿Faltan 6 partidos para terminar la primera etapa y EMELEC solo tendrá que jugar uno en la altura?
Ahora no pienso en eso, estoy disfrutando el momento, yendo a la playa a celebrar con mi familia y si me para un vigilante ustedes me pagan la multa, ja, ja, ja. El lunes (hoy) comenzaremos a preocuparnos por lo que se nos viene.

 

emelexista emelec franco mendoza emelec

Escribe tu comentario usando Facebook