fbpx

Según relata el libro del Génesis, cierta vez el faraón tuvo un sueño singular e inquietante en el que vio cómo siete vacas flacas devoraban a otras tantas vacas gordas. Desconcertado por tal visión, convocó a los adivinos de más renombre del país, pero ninguno de ellos supo interpretar satisfactoriamente la pesadilla.

Ante tal circunstancia, hizo comparecer ante sáa José, hijo de Jacob y Raquel, que se hallaba en prisión y éste le explicó que las siete vacas gordas simbolizaban “los siete próximos años, que seráan de abundancia y prosperidad”, mientras que las siete vacas flacas representaban la “escasez y penurias.
Vivimos en tiempos de crisis económica, el futbol ecuatoriano se compone de debilitados equipos de futbol en el aspecto financiero ,situación que se vino gestando por una arbitraria administración desde la FEF, pálido reflejo de la realidad tras bastidores que desembocó en el escandalo FIFA Gate, sino veamos también Fox y saquemos conclusiones del trance que vive el futbol argentino con la descomposición de su órgano rector como es la AFA, lo que va a converger igualmente en la creación de una Liga Profesional.
Las vacas gordas y flacas o flacas y gordas son un péndulo, era necesario esta llana introducción para ubicarnos en la pasión que nunca se apaga, como es el sentimiento que despierta en nosotros, ser Emelexista .
El equipo de futbol del año 1979, era un equipazo, el cual obtuvo el Campeonato Nacional con un cierre de campeonato extraño, la competencia era durísima, era más pareja , EMELEC tenía a un monstruo en el arco como era el argentino Miguel Ángel Onzari, había resuelto el gran problema de los marcadores de punta, que fue el talón de Aquiles para que en el año 1978 no se consiguiera el campeonato, en el centro de la zaga, uno de los mejores centrales que hayan venido, el también argentino Juan Manuel Sanz, por alto y por bajo impasable, con una característica, era zurdo, era un verdadero ´´limpia parabrisas ´´ en la zaga .
En la media un Juan Carlos Gómez en su esplendor, un Jorge Valdez talentoso como volante izquierdo, juntándose con un imparable Carlos Horario Miori, que hacia goles a montones y que asistía a un tren bala como Lupo Quiñonez. Todo eso acompañado con el extraordinario talento desplegado a raudales por Ricardo ´´El Bocha ´´ Armendáriz y de Carlos ´´El Palillo´´ Torres Garcés.
1.980 fue el inicio de una época de verdadera crisis, la Copa Libertadores de ese año una lagrima, Omar Quintana comete uno de los peores errores al vender a Liga de Quito al cerebro del equipo como era Ricardo Armendáriz , emelexista de corazón, la historia de ese año la conocemos.
Quintana deja la presidencia de la Comisión de Futbol, que históricamente era una ´´institución´´ dentro de una Institución, así el C.S. EMELEC. soporta la peor época en su vida institucional, literalmente a punto de desaparecer, ya con el paso de los años, nos podemos dar cuenta que cuestionado, Luis Chiriboga Parra(+), tuvo la entereza de estar al frente de esa barca en un océano tempestuoso, en esos años surgió Filanbanco y su poderío económico más los medios de comunicación afines, alimentaban el ´´ nuevo clásico ´´ Filanbanco y Barcelona.

Para reflejar esa casi década de vacas flacas, tomemos como ejemplo palpable el año 1982; continuaba en la dirección técnica, el uruguayo Juan Eduardo Hohberg, por las relaciones empresariales del clan Ponce Noboa con Bananera Noboa se contrata del Bonita Banana de Machala a 4 jugadores, Pedro Pablo Batallas, Pero Bejarano, Julio Cordero y el arquero Ortiz, se contrata a Juan Ramón Silva un viejo sueño emelexista. Silva era figura en la Universidad Católica de Quito y en el fútbol ecuatoriano, cuando llegó al Ecuador tenía un gran cartel, había jugado en River Plate uruguayo y Peñarol, también se contrató al uruguayo José Cabrera provenía del Rampla Junior, River Plate Nacional de Montevideo, muy buen jugador número 10, pero conflictivo como persona; ese año estuvo también Daniel Godoy, puntero de baja estatura pero técnico, hábil, venía del Danubio uruguayo y de los clubes argentinos Quilmes, Racing y San Lorenzo de Almagro, todas las cosas apuntaban hacer lo mejor como siempre ha sido la política institucional.
Van surgiendo problemas económicos insalvables empezando la década de los 80, el presupuesto de los equipos, no tenían los ingresos de hoy por derechos de televisión, los sponsors en la camiseta de los equipos, no se vendía ningún jugador ecuatoriano al extranjero, nuestra máxima figura era Alberto Spencer y los equipos vivían de las taquillas y del aporte de los mecenas, (funcionario griego que entregaba dinero para buenos propósitos).
Estalla la crisis y existe una huelga de jugadores por falta de pago de sus emolumentos, la vieja guardia de dirigentes emelexistas como Cesáreo Carrera del Río (+), Jorge Arosemena, Munir Dassum (+), Elías Wated hacen frente al problema y rescinden contrato con los extranjeros Cabrera y Godoy, separan del plantel a las figuras emblemáticas como Ecuador Figueroa, Lupo Quiñonez, Jaime Villacís, Emilio Huayamabe, José Marcelo Rodríguez, etc.
La dirigencia ante la emergencia determinan que se juegue dos partidos con juveniles en el estadio Capwell, solo habilitando la tribuna de San Martín y la general de Pío Montufar a medias, los tablones no eran totalmente seguros ; no existían los graderíos de General Gómez y no se podría utilizar los de Avenida Quito .
Me parece haber leído en una entrevista años atrás que le hacen a Nasib Neme, donde más menos le preguntan, donde surgió ese cariño y él contesta que recuerda ese año 1982 donde con un tío asistieron a la tribuna de la calle San Martin en ese año y en donde se percibía una gran manifestación de fervorosa pasión emelexista. Ese año Jesús Cárdenas con su talento, consolida el cariño de la afición hacia él como un referente .Juan Ramón Silva se convirtió en un león.
Se hace vivida la expresión española: No hay mal que por bien no venga.

La gente respalda, llenaban las aposentadurías habilitadas, existía fervor, identificación con la historia, el estadio respira y transmitía gloria, emoción, se mezclan sentimientos ante un sinfín de dificultades.
Como un verdadero matrimonio .En la riqueza y en la pobreza, en la felicidad como en la desdicha.
Luego de afrontar esos dos partidos con juveniles, se va conformando una nómina con jugadores más experimentados, que finalmente no plegaron a la medida de hecho de sus otros compañeros. Juan Ramón Silva emerge como un líder positivo y el Jechu Cárdenas como una de las figuras más descollantes en la historia del club. Se contrata a José María Lorant , cumplidor volante argentino que para darle solidez a la defensa, ocupa el puesto de zaguero central. El amor por la camiseta es reflejado en ´´canteranos´´ como Delgado Pineda , Wellington Valdez y Jorge Fraijoo, unido al ímpetu de Pedro ´´perico ´´ Batallas y la habilidad del menudito puntero izquierdo neto y nato , ex LDE, Luis Alonso ´´pechito Torres
Revista Estadio en Septiembre de 1982, en una de sus páginas decía: ´´El antiguo campo del Capwell volvió a vibrar de emoción como en los tiempos idos. EMELEC alcanzó una victoria ante ese entonces puntero del campeonato, la U Católica por 1 gol a 0 ´´.
C.S EMELEC; alineó:
Israel Rodríguez
Pedro Batallas, José María Lorant (Triviño), W. Valdez, Jorge Fraijoo
Delgado Pineda, William Guerrero (Paredes), Juan Ramón Silva
Julio Cordero, Jesús Cárdenas, Alonso Torres

En el ángulo inferior izquierdo de la imagen . Jesús ´´El Jechu ´´ Cárdenas (9), caído, remata ante el arco ´´ camaratta´´. EMELEC 1 Universidad Católica 0 , Estadio George Capwell .Septiembre 1982
Los ídolos nacen de superar adversidades extremas.

Emelec nació ídolo, se hizo ídolo, es y será ídolo en este país.
Siguen los años, con una sequía de títulos 1983-1984-1985-1986 y 1987, que finaliza con la obtención del Campeonato de 1988, adornada de emociones y del mas excelso emelexismo.
Las elecciones en el C.S. EMELEC siempre eran a fines de año, por diciembre, nunca existía quorum y se realizaba un segundo llamado, donde ya no era obligatorio la presencia de un determinado número de socios.
1,988 fue año de Fenómeno del Niño y el día fijado para la elección del nuevo Directorio de la institución que regiría la vida del Club, los cielos de Guayaquil descargan sobre la ciudad una de las peores tempestades, se había señalado como sitio la tribuna de San Martin, la única vez que recuerdo que alguna elección fue allá, la de 1995 fue en General Gómez , se decidió que sea en san Martin, por la expectativa que había generado ese acto democrático que decidiría el futuro de la Institución como tal .

Se sabía que era trascendental, vital, impostergable y realmente fue un día histórico, donde particularmente pienso se sentaron las bases de un gran futuro; como nunca antes toda la familia emelexista se unió, los socios acudimos a pesar de que era muy difícil transitar por la ciudad por el diluvio que caía sobre la ciudad; recuerdo que el agua antes de entrar por las puerta de la tribuna, daba a las rodillas.
Los socios hicimos lo nuestro y la dirigencia lo suyo, la familia Dassum, Don Johnny Fellman (+), su hijo Miguel Fellman (+), Fernando Aspiazu Seminario, junto a ellos se encontraba un joven dirigente. Nasib Neme Antón. Se genera tal compromiso y existe una suerte de pacto de caballeros, donde se turnan la presidencia de la Comisión de Futbol; en 1988 la presidió Fernando Aspiazu, 1989 con Nasib Neme y 1990 con Miguel Fellman, ese año perdimos la oportunidad de hacer historia, por ese penal ´´errado ´´ por el defensa Carlos Gerardo Russo, ante Barcelona por la Copa Libertadores de América.
Para concluir , a puertas de la inauguración de un ´´nuevo´´ Capwell, moderno, acogedor y transmutador de historia y de pasión, con alta carga de energía .
Cuidemos de nuestra institución , no alimentemos a detractores, que ya enemigos y envidia, tenemos suficiente.
Nos esperan nuevos triunfos y la consolidación como Institución, con fuertes Activos y manejables Pasivos , equivalente a un Patrimonio sólido y solvente.

Alimentemos el sueño del TETRACAMPEONATO
Cuidemos a NUESTRO QUERIDO C.S. EMELEC.

Atentamente
Ing. Com Víctor Emilio Ponce Suarez

Escribe tu comentario usando Facebook